Un espa­cio para la calma, un rin­cón para el cora­zón… Imá­ge­nes, refle­xio­nes, tra­di­cio­nes… para nutrir el alma, encon­trar lo que ya sabes y a veces olvi­das… Entra, siente… Recuerda!!!