Susan Seddon Boulet_visionary artist

Un pequeño con­sejo que le daban a un indio ame­ri­cano cuando su ini­cia­ción:
“Cuando avan­ces en la vida verás un gran abismo.
Salta; no es tan ancho como crees”
Josep Camp­bell

Cuando comen­za­mos el Viaje al Inte­rior del Cora­zón desde la pers­pec­tiva cha­má­nica ances­tral, vamos a reco­rrer un mundo inima­gi­na­ble y sor­pren­dente. Nos sumer­gi­re­mos en espa­cios abso­lu­ta­mente des­co­no­ci­dos de noso­tros mis­mos y des­cu­bri­re­mos incluso lo que no nos gus­ta­ría. Nues­tro Sol interno (Inti) y nues­tra Luna más pro­funda (Qilla) apa­re­ce­rán ante nues­tra ató­nita mirada, lo más bello y lo más tosco, lo más esplén­dido y lo más abo­rre­ci­ble con una infi­ni­dad de mati­ces, espa­cios y ener­gías. No es viaje para cobar­des si no para el Gue­rrero Celes­tial. Tam­poco es viaje de un día si no de una Vida con sus muchas exis­ten­cias, y sin embargo, aun­que el viaje es largo, hoy es un buen momento para ini­ciar la aven­tura más apa­sio­nante y trans­for­ma­dora, aque­lla que lleva de la mente al cora­zón y aún más allá: al Cora­zón del corazón.

qeros 1

Cha­ma­nes y Chamanismos

Tomando como base el cono­ci­miento de la tra­di­ción andina de Q´eros, el Cha­ma­nismo Esen­cial* reúne la cos­mo­vi­sión y las prác­ti­cas de diver­sas corrien­tes de cha­ma­nismo bus­cando la con­fluen­cia de las mis­mas en cuanto a con­cep­tos y arque­ti­pos esen­cia­les para pro­po­ner una vía de auto-​conocimiento que con­duce a una trans­for­ma­ción real y per­ma­nente de aspec­tos psi­co­ló­gi­cos y ener­gé­ti­cos que nos blo­quean y limi­tan. Afor­tu­na­da­mente, cuando empren­de­mos el Viaje del Cha­mán no esta­mos solos: la Sabi­du­ría de los Sabios Ances­tros que reco­rrie­ron este camino a

ntes que noso­tros nos acom­paña, Ellos abrie­ron los sen­de­ros, apar­ta­ron las male­zas y nos avi­sa­ron de las tram­pas que encon­tra­ría­mos, Ellos tam­bién die­ron a cono­cer las Armas del Gue­rrero, de la Gue­rrera, aque­llas con las que ven­cer los peli­gros que ace­chan, no exter­na­mente, si no en lo pro­fundo del alma.

Pero cono­cer el mapa no es reco­rrerlo, el Camino no es algo teó­rico si no vivo, vibrante, indi­vi­dual. Nadie puede recó­rrelo por otro, solo la expe­rien­cia con­duce a la meta, al triunfo y a la libertad.

El comienzo del Viaje: Propósito

Recu­pe­rar la sacra­li­dad de la Vida, recu­pe­rar los espa­cios de nues­tra alma que han sido ocu­pa­dos por el ego para ren­dir­los a su Dueño y Señor, nues­tro Ser y expe­ri­men­tar el ver­da­dero poder de nues­tra Esencia.

Este pro­pó­sito puede hacerse visi­ble a tra­vés de muchos sín­to­mas: una depre­sión, pér­dida del sen­tido de la vida, una rup­tura sen­ti­men­tal o pér­dida labo­ral, la muerte de un ser que­rido; son algu­nos aspec­tos coti­dia­nos que nos hacen refle­xio­nar sobre las pre­gun­tas vita­les esen­cia­les: quie­nes somos, para qué vivi­mos, qué sen­tido tie­nen todas las cir­cuns­tan­cias exter­nas y hacia donde nos lle­van. Afor­tu­na­da­mente hay muchos casos en que la moti­va­ción surge sin nece­si­dad de trau­mas vita­les, por el sim­ple cues­tio­na­miento inte­rior ante la reali­dad social y personal.

En ambos casos, enfren­ta­mos el vacío exis­ten­cial y surge una Fuerza de lo más pro­fundo que nos mueve a implo­rar el regreso de nues­tro Espí­ritu a esta casa-​templo que es nues­tro cuerpo y nues­tra alma.

La Senda del Cha­mán: Mapa Andino-​Amazónico

Para con­se­guir este Pro­pó­sito, nave­ga­mos en el Mis­te­rio y apren­de­mos a ser sabios vola­do­res del Uni­verso, nos aden­tra­mos en los otros pla­nos de la Reali­dad y des­cu­bri­mos las mara­vi­llas de la Madre Natu­ra­leza, Pacha­mama, hon­ra­mos su Amor y su Fuerza y sin­to­ni­za­mos el alma para poder tra­ba­jar con res­peto con las reali­da­des más suti­les de la Madre.

Esta sin­to­ni­za­ción de nues­tro vehículo psí­quico requiere que afi­ne­mos el ins­tru­mento que somos para hacerlo reso­nar en la gran e infi­nita Orquesta Cós­mica de la Evo­lu­ción de la Con­cien­cia. El Cha­mán, para lle­gar a serlo, habrá de sumer­girse en los tres mun­dos que des­cribe el mapa andino-​amazónico con cons­tan­cia, valen­tía y honor.

El mundo del Cón­dor: Hanan­pa­cha: El cón­dor sobre­vuela las altu­ras de los Andes obser­vando todo con ampli­tud; majes­tuoso y sereno mues­tra todo un mundo de posi­bi­li­da­des: lle­gar a ser nues­tro Ser. Con sus alas des­ple­ga­das parece decir: “ven hasta mí, llega hasta donde yo estoy, conoce todas tus capa­ci­da­des y des­ciende, una y otra vez, para cazar y eli­mi­nar todo lo muerto, lo que no per­te­nece a tu natu­ra­leza divina”. Aden­trarse en el mundo del Cón­dor es para apren­der de su fuerza y su deter­mi­na­ción y poder ver la reali­dad con otros ojos.

El mundo de la Ser­piente: Uku­pa­cha: La ser­piente viaja por el inte­rior de la tie­rra hasta los espa­cios más recón­di­tos, hasta la causa última del sufri­miento: cuándo comenzó, dónde se generó, qué con­se­cuen­cias tiene. Quizá hay que repa­sar trau­mas y blo­queos anti­guos para eli­mi­nar la causa que los pro­dujo y cor­tar así un ciclo de repe­ti­cio­nes inter­mi­na­bles. Humil­dad, res­pon­sa­bi­li­dad y obje­ti­vi­dad son las armas que per­mi­ten tran­si­tar estos espa­cios y eli­mi­nar la raíz del dolor.

El mundo del Puma: Kay­pa­cha: El puma mues­tra el mundo de aquí-​ahora, las rela­cio­nes, los pro­ce­sos men­ta­les, las emo­cio­nes, la pala­bra, la acción en la vida coti­diana; hábi­tos, cos­tum­bres y hasta el más pequeño gesto será revi­sado a la luz de la Con­cien­cia y el Espí­ritu. Por qué haces lo que haces? Que moti­va­cio­nes hay detrás de cada pala­bra? Dónde te lle­van tus pen­sa­mien­tos y emo­cio­nes? Si te con­du­cen al sufri­miento, plan­téate seria­mente cam­biar­los. El puma, siem­pre rela­jado y atento, no mal­gasta su ener­gía si no que la uti­liza en lo que es ver­da­de­ra­mente necesario.

Los peli­gros del Viaje

Fan­ta­sía, fas­ci­na­ción, orgu­llo mís­tico, auto­en­gaño que jus­ti­fica…. Fal­sos paraí­sos que el ego cons­truye en la mente y el cora­zón y cuyo fin es man­te­ner­nos en el error, en la situa­ción cómoda del “todo esta bien”, “no hay que hacer nada”, “ya esta­mos ilu­mi­na­dos”… ver­da­des a medias que pue­den lle­var­nos a la inmo­vi­li­dad, a la falta de impulso, esfuerzo y compromiso.

qeros 4 copiaAlgu­nos tips para salir de este estado de embe­le­sa­miento fic­ti­cio: si tu expe­rien­cia espi­ri­tual no te mues­tra la dua­li­dad en tu inte­rior, si solo te dice lo mara­vi­lloso que eres, si no te mues­tra lo que hay que cam­biar para mejo­rar, no te está lle­vando a la ple­ni­tud de ti mismo si no que te está man­te­niendo en el espa­cio de segu­ri­dad y como­di­dad. Si te hace sen­tir cul­pa­ble, inade­cuado, si te mues­tra que el cam­bio es impo­si­ble, que “eres así” y no hay nada que pue­das hacer, tam­bién te está man­te­niendo en un espa­cio de inmo­vi­li­dad y cris­ta­li­za­ción de vie­jas estruc­tu­ras psicoenergéticas.

Recuerda: luz y som­bra, feli­ci­dad y sufri­miento, los dos coexis­ten en el inte­rior del ser humano. Y tú has de deci­dir qué quie­res ali­men­tar en tu corazón.

Y sus ben­di­cio­nes: Sabi­du­ría y Amor.

Cla­ri­dad, trans­for­ma­ción, rege­ne­ra­ción, una visión com­ple­ta­mente nueva de la vida y de noso­tros mis­mos, des­per­tar a Lo Real… son algu­nos de los efec­tos que pode­mos espe­rar si reco­rre­mos la senda del Cha­ma­nismo Esen­cial con pro­fundo res­peto y con­cien­cia. Cre­cer en Sabi­du­ría y Amor, esa sabi­du­ría inex­pre­sa­ble que conoce sin pala­bras, ese amor prác­tico y sen­ci­llo que nos mueve a gene­rar en noso­tros res­peto, cui­dado, ter­nura y cariño para con noso­tros mis­mos y para con los que nos rodean. Y lle­gar por fin a estar en sin­to­nía con la única Ley del Amor que rige el Uni­verso, ese Amor cons­ciente e inabar­ca­ble por todo cuanto Es, que es el motor, ori­gen y meta de todo cuanto existe.

*Nota: Cha­ma­nismo Esen­cial es una corriente de espi­ri­tua­li­dad cha­má­nica fun­dada por Juan Ruiz Nau­pari. Psi­có­logo Trans­per­so­nal y per­te­ne­ciente a la Tra­di­ción Inka-​Andina de Perú. Inves­ti­ga­dor del uso tera­peú­tico de los esta­dos amplia­dos de con­cien­cia desde hace más de 30 años, crea­dor de Pneuma Sys­tem y Res­pi­ra­ción Pneuma.

Maite Pardo Sol*
Pneuma Sytem y Res­pi­ra­ción Pneuma.
Dream­work: Tra­bajo con los Sue­ños.
Cha­ma­nismo Esen­cial.
Psi­co­te­ra­pia Trans­per­so­nal.
*Cur­sos, talle­res, sesio­nes indi­vi­dua­les en info@inkarri.es y 693 778 253

www.inkarri.es